Reportaje realizado por Laia Ruich y Aitor Marichalar para TV3, Televisión de Catalunya

miércoles, diciembre 20, 2006



Os deseamos las mejores fiestas y un año de paz.

lunes, diciembre 18, 2006

Polémica

No cabe duda de que la polémica, inteligente o no, entretiene. Tampoco cabe duda de que el entretenimiento se ha convertido en una necesidad vital para todos los que tenemos que luchar por la supervivencia en este ajetreado siglo. Así que, después de pensárnoslo durante bastante tiempo, hemos decidido compartir con vosotros ciertos temas polémicos que algunos amigos nos han planteado en sus mensajes y que, hasta ahora, hemos estado tratando en privado. Aquí va el primero.
Quien busca por Google escribiendo la palabra Fassman, se encuentra, en primer lugar, un artículo sobre el profesor aparecido en Akásico. La segunda entrada corresponde a un blog de contenido político en el que Fassman aparece, gracias a la imaginación del autor, comparado con el Sr. José Luis Rodríguez Zapatero. Para atribuir al presidente del gobierno facultades hipnóticas como las de Fassman, este señor cuenta en su blog que presenció y participó en un espectáculo de hipnosis del profesor, que se dejó inducir como los demás a lo que el profesor quiso inducirle, y que luego se dio cuenta de que todo había sido un truco. Termina lamentándose de que el profesor muriera llevándose el importe de su entrada.
Supongo que este señor sabe perfectamente, como lo sabemos todos, que nunca se ha dado el caso de que a alguien se le deuelva el importe de la entrada por una película o un espectáculo cualquiera que no le haya gustado. Ese lamento no debe ser, por lo tanto, más que un recurso retórico para dramatizar su narración. Además, considerando que el pobre estuvo ardiendo un buen rato de vergüenza propia y ajena, según él mismo manifiesta, más bien parece que, lejos de aburrirse, disfrutó durante un buen rato lo que ahora llaman un "subidón." Esto, por sí solo, haría injusta su queja, pero el destino -¿o tal vez una causa paranormal?- ha hecho que este señor contrajera, al cabo de muchos años, una deuda de gratitud con el profesor Fassman que supera con creces el importe de una entrada de teatro. Paso a explicar en qué consiste la deuda y vosotros juzgaréis quién le debe a quién.
La primera vez que visitamos el blog de nuestro vecino para responder al mensaje de una amiga del extranjero que no entendía los líos políticos de nuestro país ni qué hacía el nombre de Fassman en ese berenjenal, nos encontramos con una página que languidecía desde el 2004, fecha de su última actualización. Poco después, nuestra bitácora y la página oficial de la biografía del profesor Fassman empezaron a subir en los índices de Google como iba subiendo el número de visitas. Pues bien, ahora sabemos que el batiburrillo de nuestro vecino de Google está disfrutando de una revitalización gracias a la cantidad de personas que, habiéndose enterado de nuestro proyecto en los medios, buscan la página de Fassman escribiendo sólo su nombre. Tanto se ha reanimado, que su dueño ha modernizado el formato y ha puesto al corriente la fecha de actualización. Lo que no ha cambiado ni en una coma ha sido el texto de 2004. Sigue siendo exactamente igual, y se comprende. ¿Por qué iba a actualizar sus críticas al presidente del gobierno utilizando otros recursos cuando el nombre de Fassman le ha ido tan bien?
En cuanto a la supuesta sobrina de Fassman que en ese blog le da la razón al dueño y afirma conocer los trucos que utilizaba su "tío", sólo puedo decir que no tengo constancia de que alguien haya perdido el juicio en la familia de mi padre. De lo que sí estoy segura es de que mi padre nunca compartió con nadie los trucos que pudiera haber en números exclusivamente suyos. Teniendo yo diecisiete años le pedí que me revelara el secreto de "El crimen perfecto." Se trataba de un número espectacular en el que Fassman encontraba, con los ojos vendados, un puñal previamente escondido en la platea por un voluntario, una "víctima" previamente selccionada entre el público, y el lugar exacto del cuerpo de la víctima en el que otro voluntario, el "asesino," había asestado la puñalada mortal marcándolo con tiza. Mi padre me clavó los ojos sonriendo con su sorna de sabio pallarés. "Te lo cuento el día que te dediques al teatro," me dijo. La negativa no podía ser más rotunda porque los dos sabíamos que no existía ni la más remota probabilidad de que ocurriera tal cosa.
Algunos amigos nos dicen que hagamos algo contra este blog y otros de la misma índole en los que unos ingenios brillantes han inmortalizado el simbiótico nombre de Zapafassman. Lo único que podemos y queremos hacer es desearles sinceramente que disfruten su ascenso en los índices. Lástima que ya no puedan pagar su deuda con el profesor en este mundo. Tal vez en el otro, cuando les llegue la hora que nos tiene que llega a todos. ¿Quién sabe?

martes, diciembre 05, 2006

Una red de recuerdos


En dos meses la web ya ha pasado de las 3.000 visitas. Esta bitácora, que fue su humilde predecesora, está recibiendo un promedio de 50 visitas diarias desde que pusimos el contador hace menos de un mes. Pasan de 300 los mensajes, cartas, llamadas que nos han llegado de sitios que esperábamos -países de América en los que el profesor trabajó muchas veces- y otros que nos han sorprendido -Francia, Suecia, Luxemburgo, Escocia. Hemos contestado toda la correspondencia con sincero agradecimiento y algunos mensajes con la alegría de saber que son el principio de una amistad duradera. Algunos piden información, otros la ofrecen y otros se ofrecen ellos mismos para participar en las actividades que estamos preparando para el 2009.

Ana, la webmaster, está pegada al ordenador a tiempo completo para organizar y publicar el material. Después de varias peripecias por imperativo de la técnica, este fin de semana podrá publicar, finalmente, los anunciados vídeos y una sorpresa que a muchos hará volver a la página con asiduidad durante mucho tiempo.


Pero hoy, además de compartir con todos vosotros la alegría de los resultados, queremos hablar del pueblo adelantando un poco del próximo tema de la web.

La fotografía que inicia esta entrada es un trozo de la Calle Mayor de Sort, una calle estrecha, antigua, con sus porches de piedra, como tantas otras de nuestros pueblos de montaña. La de Sort exhibe su prosperidad en las dos hileras de tiendas que la recorren de principio a fin sin interrupción. Es una calle contenta porque de la mañana a la noche la caminan propios y forasteros que venden, compran, miran con la atención del turista, saludan al vecino y se paran a conversar.

¿Y no es eso lo que ocurre en cualquier calle mayor de cualquier pueblo turístico? ¿Qué tiene Sort de especial? Fassman decía que todo. La parte antigua, donde pasó su infancia, está enclavada en una montaña pedregosa bajo la protección del castillo que fue de los condes del Pallars. Un río furioso discurría tocando las casas. El agua y la piedra se retaban y esa lucha sorda concentraba la energía que se le atribuye a los lugares sagrados. Para Fassman, Sort era uno de esos lugares que conmueven de forma radical a quienes son capaces de percibir fenómenos que sólo pueden percibirse a través de la fe.

El pueblo ha cambiado mucho en lo últimos años, en apariencia. Hace mucho que se llevaron el río al otro lado del valle para ganar tierra donde entretenerse en las terrazas de los cafés, pasear, vivir. Pero desde la altura de la Plaza Mayor se sigue escuchando el rumor, a veces rugido de sus aguas, en peremne batalla con las piedras. Esos dos elementos en fricción bajo un cielo único determinaban, decía Fassman, el carácter de su gente. Gente de apariencia granítica forjada por los siglos en que habían de arrancar a las piedras su supervivencia, pero sensibles y hasta sentimentales por dentro, allí donde las emociones fluyen en secreto como las aguas subterráneas que recorren esta tierra.

Seguiremos tratando este tema en el próximo artículo de la web y aún con más intensidad en la biografía. Porque vale la pena desmenuzar cuanto pueda tener de especial un lugar en que se han producido dos fenómenos tan insólitos como el de Fassman y, con las debidas diferencias aunque no menos sorprendente, el de la lotería.

No queremos marcharnos sin agradecer a Tintorer su llamada ofreciéndonos fotografiar los dos cuadros de Fassman que tiene en su casa. Gracias también a Mac de Rubber River por habernos dejado un mensaje en la web con su testimonio de una entrevista que realizó a Fassman como reportero del Segre. Esperamos que pueda pronto contarnos más cosas en una conversación personal. Gracias también a todo los del pueblo que están visitando la página. Le disteis a Fassman en vida la mayor satisfacción de su carrera personal y profesional. Quienes creemos en otra vida después de la muerte podemos imaginar la satisfacción que sentirá al verse tan recordado.





viernes, diciembre 01, 2006

Amigo descubierto

¡Genoveva Puiggrós, ya nos han compatibilizado los DVDs! Pronto colgaremos en la web imágenes de los programas de TV3, Televisión de Catalunya, en los que participó el profesor Fassman. Genoveva compró los vídeos, los hizo digitalizar y nos los envió. Ella percibirá mejor que nadie el agradecimiento del profesor Fassman porque siempre está en contacto con él.
El profesor Fassman esta uniendo, mediante la web de su biografía, a personas de distintos países y hasta continentes. Lo más curioso es que en su mismo pueblo, Sort, está conectando a personas separadas por una distancia mucho más difícil de superar que la física: nos referimos a la diferencia de edad. Hace algunos años, dos señoras eran muy amigas: una de ellas era María Mir Rocafort, hermana del profesor Fassman, la otra era Victoria Zabay. Años después del fallecimiento de la primera y cuando nuestra relación con Victoria se limitaba al saludo cortés cuando la veíamos por el pueblo, aparece su joven hijo, José Carlos Sabaté Zabay, y nos ayuda con su pericia de informático y el entusiasmo de un amigo a pasar los DVDs de la película y los vídeos del profesor a un soporte que nos permita publicarlos en la web. Josep, como algunos le llaman, no reparó en tiempo a pesar de tener muchísimo trabajo. Estuvimos en su despacho hablando un rato muy largo de su afición a la magia y de su admiración por el profesor Fassman y él se quedó con los DVDs dispuesto a pasar horas para grabar todo el material para poderlo publicar en la web. Gracias en nombre de la tía María, con quien en una época tomó lecciones de piano, gracias en nombre del profesor Fassman y gracias en nombre de todos lo que vamos a disfrutar de la película y de los vídeos. José Carlos está en http://www.ofiserinf.com



Victoria Zabay con el profesor Fassman en el segundo simposium nacional sobre los fenómenos de la mente que se celebró en Sort los días 10, 11 y 12 de octubre de 1981. La Sra. Zabay participó en la sesión experimental que se llevó a cabo en el Centro Cultural de Sort a beneficio de la piscina municipal.