Reportaje realizado por Laia Ruich y Aitor Marichalar para TV3, Televisión de Catalunya

viernes, junio 29, 2007

Fassman, ese hombre extraordinario





Así titula el profesor Marín una colaboración que nos envía contándonos más anécdotas del profesor Fassman. El profesor Marín ya nos había enviado un mensaje contándonos la relación que tuvo con el profesor Fassman desde que fue uno de los primeros alumnos del profesor Fassman en Barcelona. Volvemos a repetir lo que nos contaba hace algunos meses para que nuestros lectores puedan seguir el hilo más fácilmente. Nos cuenta el profesor Marín:


"En 1960 o 1961, estando yo precisamente en el equipo técnico del Dr. Ferrandiz (padre), surgió en los periódicos la noticia de que el Profesor FASSMAN había regresado a su Catalunya natal. En cuanto me enteré, me interesé por saber donde podía localizarle y, cual no fue mi sorpresa al escuchar del Dr. Ferrandiz que Fassman vivía en su propia escalera, o sea, en la calle Mallorca esquina a Paseo de Gracia. Solo tuve que bajar unos tramos de escalera para encontrarme con el Profesor Fassman, el cual me comunicó que estaba preparando próximamente un Curso de Hipnosis práctica. Ni que decir tiene que me inscribí inmediatamente. En septiembre de 1961 se realizó el primer Curso de Fassman en Cataluña al que, naturalmente, asistí. Este encuentro mío con FASSMAN, fue muy gratificante para ambos, Se unieron el afán investigador mío y la enorme práctica que Fassman traía del continente americano, se juntaron los 26 años que por aquel entonces tenía yo y los 61 años que tenía Fassman. Nos hicimos grandes amigos y compartimos confidencias. Fassman otorgó en ESPAÑA para el Profesor Marín su primer diploma el 20 de Agosto de 1962.


Allá en Junio de 1962, Fassman actuó en el Teatro Calderón de Barcelona presentando un espectáculo de hipnosis teatral donde hizo una demostración de las facultades tan extraordinarias que poseía. Los que le conocíamos nada mas que en la fase de profesor de hipnosis en sanación, nos quedamos asombrados al verlo como hombre espectáculo, Fascinante, tenia en el escenario como unas veinte personas que había seleccionado de entre el público, todas de pié. A una le hacia una hipnosis rapidísima tocándole los párpados con los dedos, echándole una llave de lucha y haciéndole caer a plomo en el suelo donde se quedaba dormido. A otro le decía, busca un punto en el techo, señálalo, y se quedaba tieso apuntando con el dedo (como una estatua de Colón) al techo. A otro lo dejaba cataléptico entre dos sillas. A otro le hacia quedar con las manos pegadas al respaldo de una silla. Así hasta las veinte personas a una velocidad asombrosa. No daba tiempo a seguirlo con la vista. Aquello era todo un curso de hipnosis de espectáculo. Yo tuve la suerte de verle al final de su carrera teatra. Después, solo se dedicó a la enseñanza."
.


Otra vez nuestro agradecimiento al profesor Marín de quien próximamente publicaremos una colaboración en la página "Temas" de la web.

Memoria mágica

Seguimos en la tarde del 26 de junio. Después de la larga tertulia en Selecciones Mágicas, fuimos a la sede de la Sociedad Española de Ilusionismo donde, gracias a la mediación de José María Llàcer, nos esperaba su bibliotecario, el mago Alain Denis. Bibliófilo, coleccionista, dotado de una memoria prodigiosa, Alain Denis nos recibió con unas fotocopias que acababa de hacer de material del profesor Fassman que había encontrado en la biblioteca de la SEI. Por dar sólo un ejemplo, en una de ellas un jovencísimo Fassman aparece en un programa del Teatro Apolo de 1939. Con la expresión de un erudito a quien su tema de estudio le apasiona, Denis nos habló de ilusionismo, de sus incursiones en librerías de viejo, sobre todo en el mercado de San Antonio, a la busca de ejemplares antiguos y raros, y, cómo no, nos habló del profesor Fassman. Por si fuera poco, se comprometió a buscar más material y a enviarnos más información en cuanto la tuviera. Gracias a su colaboración empieza a aclararse la primera etapa de la vida profesional del profesor Fassman de la cual sólo contábamos con los retazos que él contaba, pero que el rigor que exige una biografía nos obliga a documentar.



Además de su trabajo como bibliotecario de la S.E.I., Alain Denis lleva su espectáculo de magia por diversos escenarios. Podeis contactar con él en aladin@eresmas.net.


Nuestro enorme agradecimiento a Alain Denis con la esperanza de que encuentre más material y de que sigan su ejemplo otros amigos que puedan seguir aportando datos sobre la vida del profesor Fassman en los años treinta.

Tarde mágica

El martes 26, a eso de las cinco de la tarde, en una de esas calles de la Barcelona alejada del barullo turístico en la que sólo se recuerda el siglo en que vivimos por los vehículos, entramos de pronto en otro mundo y en otro tiempo. Habíamos quedado con José María Llàcer en su tienda, Selecciones Mágicas, para hablar del profesor Fassman. La puerta estaba cerrada y llamamos al timbre. Nos abrió el dueño, uno de esos nuevos amigos que nos ha aportado la web y que, aunque sólo conocemos por fotografía, podríamos reconocer en cualquier parte como si tuviéramos una relación de años. Llàcer nos franqueó la entrada a su tienda y por arte de magia retrocedimos casi un siglo. Rodeado de vitrinas repletas de los objetos más insólitos, el local ofrecía la atmósfera inquietante que en las novelas y películas de misterio anuncia que puede ocurrir cualquier cosa insólita. Pero no tuvimos tiempo de fijarnos en detalles. Llàcer nos hizo pasar enseguida a la trastienda, un amplio almacén y despacho donde la iluminación y los ordenadores nos devolvieron a la actualidad, aunque también, a una actualidad muy especial. Asistían a la tertulia la esposa de Llàcer, el mentalista Fabra, un sarcófago egipcio, diversos aparatos de escapismo y descuartizamiento, muñecos de inocencia amenazadora y, desde carteles y fotografías, estrellas de la magia de otros tiempos. Era, sin duda, el ambiente más adecuado para recordar al joven Fassman en la época en que luchaba por abrirse camino en el mundo del ilusionismo.



Y hablamos de Fassman, por supuesto. El mentalista Fabra había hecho un curso con el profesor y nos relato sus impresiones sobre la personalidad del que fuera su modelo. Todos los sábados, en el espectáculo que ofrece en el Teatreteneu, Fabra le dedica uno de sus números contribuyendo a mantener viva su memoria. En cuanto a Llàcer, no sólo nos contó lo que sabía, sino que nos puso en contacto con el mago Alain Denis, bibliotecario de la Sociedad Española de Ilusionsmo, con quien hablamos esa misma tarde, una conversación emocionante llena de datos y descubrimientos. Pero esa es otra historia que merece otra entrada. Gracias a estos amigos, tenemos muchas cosas que compartir con vosotros y prisa por irlas contando.



A quien la proximidad se lo permita, recomendamos que no dejen de ver el espectáculo del mentalista Fabra. Pueden encontrar información en Atrapalo.com.


Y no hace falta ser ilusionista para dejarse embargar por la atmósfera de Selecciones Mágicas. Basta tener un vestigio de ingenuidad infantil para disfrutar de esas experiencias que nadie disfruta como los niños; la experiencia, en este caso, de entrar en una tienda de otro mundo y otro tiempo, en la que todo parece posible. Ese mundo se encuentra en la calle Enamorats, 124 de Barcelona.

jueves, junio 07, 2007

Nuevo artículo en la web


Acabamos de publicar en la página "Temas" de la web un excelente colaboración del Dr. Luis David Guzmán Moreno: El uso médico de la hipnosis. Como en todos los artículos de esta sección, encontarán ilustraciones con vínculos a diversas páginas donde se amplía la información. No se lo pierdan.

Ex-alumno curso 1974 en Méjico

Hemos recibido un mensaje de un ex-alumno del profesor. Lo reproducimos a continuación y aprovechamos la oportunidad para responder a otras personas que puedan estar interesadas en los cursos. Dice el Sr. Bosualdo:

Saludos desde México:

En 1974, estudié en el Instituto Fassman de Barcelona, tengo orgullosamente el Diploma firmado por el Profesor. Como resultado del curso he logrado muchos éxitos tanto profesionales como personales, siempre le recuerdo con cariño y menciono en los Seminarios de Ventas que mi vida se divide en dos: antes del curso y después del curso que tomé con el Profesor Fassman.

Lo que deseo es que me informen como puedo conseguir los libros del >curso que nos entregaron, porque con los translados de paises me los extraviaron. Les agradezco la respuesta.
Saludos cordiales,
Julio Basualdo
Hemos respondido en privado al Sr. Bosualdo. En cuanto a los cursos, tenemos
ediciones antiguas, pero sólo un ejemplar que pasará al museo-biblioteca que tenemos en proyecto para el 2009. Estamos preparando una versión del último curso del profesor ampliada con sus propias notas. Tambíén esperamos publicarla en el 2009.
Gracias al Sr. Bosualdo y a cuantos siguen poniéndose en contacto con nosotros para contarnos cosas del profesor.