Reportaje realizado por Laia Ruich y Aitor Marichalar para TV3, Televisión de Catalunya

domingo, marzo 18, 2007

Escepticismo doloroso


Domingo de marzo de 1948. El local de la Sociedad Recreativa l'Amistat de Mollerusa, con un aforo de entre 500 y 600 espectadores, está completamente lleno. El profesor Fassman presenta su espectáculo de mentalismo e hipnotismo. Los números del espectáculo van arrancando aplausos entusiastas de un público asombrado. De pronto un joven de 23 años empieza a gritar: ¡Trampa! ¡Tongo! Algunos le abuchean. El profesor Fassman pide calma con las manos e invita al joven a subir. El joven acepta el reto envalentonado por la presencia de la novia a quien quiere impresionar. Fassman le mira fijamente. -Usted cree que esto es trampa-, le dice con voz tranquila. El chico se reafirma en su postura. -Pero usted se siente muy mal-, sigue Fassman, mirando fijamente al escéptico. El chico no responde. -Muy mal-, insiste Fassman levantado la voz. -Tiene un dolor de estómago insoportable-, grita. El chico se abraza la barrgia con un gesto de dolor. -Y la espalda, le duele la espalda-, grita Fassman, y de la espalda pasa a las piernas, y el chico acaba revolcándose por el suelo aquejado de dolores insoportables en todo el cuerpo. Fassman le grita entonces que hace un frío insoportable y el chico empieza a temblar, e inmediatamente le grita que hace calor y que no puede soportar la ropa y el chico empieza a desnudarse. Cuando el valiente maleducado vuelve en sí, se encuentra en calzoncillos ante su novia y ante toda la concurrencia que había intentado soliviantar.
Esta anécdota nos llega con nombre y apellidos por expresa voluntad de quien nos la ha relatado. El joven se llama Josep Solsona Graus y nuestro colaborador es su sobrino, Joan Maria Rosell Solsona. Joan Maria vive ahora con su esposa en Sort. Excelente narrador de memoria prodigiosa, su conversación nos proporcionó un rato sumamente agradable. Volveremos a vernos en el Bar de Pei con la seguridad de divertirnos a la vez que escuchamos cosas muy interesantes. Muchísimas gracias, Joan.
Entradas relacionadas: "Fassman y el ilusionismo"; "¿Rotundamente truco?"

No hay comentarios: